Logo CEHS
Buscar
 
Logo Humanizar
Estás en:  Portal de Humanizar > Noticias
|
Redes Sociales
Twitter Facebook YouTube
|
Compartir en
|

Redes sociales

Duelo, Centro de escucha, Centro de Humanización de la Salud

"La vida es una sucesión de duelos, de pérdidas que nos van construyendo"

Entrevista a Erno Parra, psicólogo del equipo del Centro de Escucha San Camilo, por el comienzo de tres cursos pioneros sobre duelo en Galicia.

14.11.2017 a las 00:00
Por:  Centro de Humanización de la Salud

Erno Parra nos habla de emociones y acompañamiento.

El Centro de Escucha San Camilo de Pontevedra y el Centro de Humanización de la Salud de Madrid ponen en marcha 3 cursos pioneros en Galicia de formación teórica y práctica sobre el duelo.

Son monográficos pensados para todo tipo de personas y, muy especialmente, a los voluntarios del Centro de Escucha, personal sanitario, de residencias, psicólogos, profesores y monitores que trabajen con niños y jóvenes. Ernolando Parra, que impartirá el primero de los monográficos, explica que "realmente cuando se habla de todo se está hablando más allá de las pérdidas de personas; la vida es una sucesión de duelos, de pérdidas a las que tenemos que ir adaptándonos y que nos van construyendo, pero siempre, siempre hay duelos en la vida".

¿Qué motiva que un duelo se complique?
Realmente es el revelarse yo creo, lo que hace que un duelo se complique es que parte de lo que lleva implícito no se realiza por miedo, por una huida de emociones que pueden ser desagradables al ser vividas, pero resumiendo diría que es porque nos resistimos de forma natural a adaptarnos a una pérdida y seguir viviendo.

¿Podemos aprender a vivir con esas emociones?
Sí, de hecho lo que tenemos que hacer es utilizarlas, más que vivir con esas emociones lo que tenemos que intentar es transcender, ir un poco más allá con la ayuda de esas emociones. La emoción lo que hace es ponerte en contacto con algo que es importante para ti, que en el caso del duelo puede ser una pérdida, esa emoción dirige la atención sobre aquello que es importante y como consecuencia de lo que se trata es de incorporar a tu vida aquello que era importante y que has perdido de otra forma diferente.

¿Existe en un proceso de duelo común a todos o es una idea tópica que se nos ha repetido?
Hay unas características que son comunes a un proceso de duelo, características que implican, primero, aceptar que algo importante ha pasado, se necesita vivir una experiencia emocional que va ligada a eso que ha pasado, a aceptar la pérdida que ha sufrido, y a partir de ahí, una vez que hemos vivido esas emociones y las hemos canalizado, de lo que trata es de reconstruirnos, reconstruir la identidad con lo que somos y lo que hemos perdido, y seguir viviendo, invertir energías, ganas, voluntad, sentido, en reconstruir nuestra vida.

¿Cómo intervienen los profesionales en estos casos?
Básicamente es el acompañar, acompañar a una persona que tiene que hacer un trayecto complicado de su vida, pero acompañar implica en determinados momentos que ante un cruce de caminos hay que llamar la atención sobre cuál es el camino que te puede ayudar y cuál no, y ayudarles en los momentos de angustia para que no se encuentren solos, en la búsqueda de soluciones, en que
sean capaces de mirar un poquito más hacia adelante, ayudar a generar esperanza y confianza.

¿Presenta el duelo por suicidio unas características especiales?
Sí, el duelo por suicidio plantea unas características esenciales porque aparecen una serie de circunstancias que lo complican. Una circunstancia básica en el duelo por suicidio es el estigma social que social, estigma que hoy en día no es algo que de forma implícita te hagan llegar las personas de tu entorno pero si es algo que tenemos interiorizado y no terminamos de asumir.

Aparecen otro tipo de emociones como pueden ser sentimientos de culpa, pueden surgir ideas de culpabilización hacia la persona que se ha suicidado, que pueden adquirir una forma de reproche y que dificultan el vivir el dolor de la pérdida.

¿Qué son los duelos estigmatizantes?
Hay una categoría a la que llamamos duelos no autorizados, más que estigmatizantes, y son aquellos duelos que bien porque socialmente no cuentan con el apoyo suficiente aparecen como ocultos o tapados o duelos que la persona que los vive no es capaz de hacerlo público con la misma naturalidad que otro tipo de duelos.

Estamos hablando de duelos no autorizados en algunos momentos y que había que ocultar, como estuvo estigmatizado el duelo tras la muerte por Sida, o el duelo por suicidio, que también queda como no autorizado porque nunca se le da la envergadura suficiente.

También los duelos perinatales, vinculados a un aborto o a la pérdida del embarazo en los últimos momentos, o los duelos por una mascota, que para algunas personas son muy potentes y no lo puede decir. Los hay también que están ocultos por circunstancias sociales, como los que experimentan las parejas homosexuales que nunca habían hecho pública esa relación. Pues sí, hay una serie de duelos que quedan por debajo de la alfombra y que resulta difícil abordarlos.

¿Ayudamos realmente los amigos y familiares con frases como "anímate", "no te dejes abatir", "tienes que poner de tu parte"?

No, no ayuda, realmente con un duelo es más fácil no hacer que hacer en muchos casos. Y lo matizo porque podría no estar bien expresado: quiero decir que es más fácil seguir a la persona en el proceso de duelo que tratar de arrancarla del proceso de duelo que está viviendo.

La mayoría de los duelos no suponen ningún problema, la mayoría de la población elabora un duelo con naturalidad y sale adelante sin necesitad de ningún tipo de ayuda, lo que necesitan es que eso se permita vivir, que no se constriña, si has tenido una pérdida y tienes un dolor y un sufrimiento que van implícito a esa pérdida las personas que están alrededor no deben insistir en que dejes de llorar, en que pases página, hay que acompañar y dejar que los procesos sean naturales, y desde fuera se ven las cosas más fáciles que desde dentro. Hay que ser un poco más tolerante con la gente que experimenta un duelo.

(Entrevista del Faro de Vigo. Por Susana Regueira).

 

El Centro de Humanización de la Salud de los Religiosos Camilos (www.camilos.es) realiza acciones formativas, investiga y asesora en los ámbitos de la salud, la enfermedad, la intervención social y sociosanitaria, la dependencia y el final de la vida.
Sector Escultores, 39 28760 Tres Cantos (Madrid).
|
Tel: 91 806 06 96
|
|
© Humanizar.es
Logo Orden