El Centro San Camilo estrena una cocina más humanizada

Finaliza la reforma subvencionada por el 0’7% del IRPF de la Comunidad de Madrid

 

Tras el retraso producido por la pandemia, las obras de reforma de la cocina del Centro Asistencial San Camilo han concluido. Todo un acontecimiento en el centro, que festejó este renovado espacio de humanización coincidiendo con los actos conmemorativos del nacimiento de San Camilo.  

Un estreno que fue posible gracias a la financiación de la Comunidad de Madrid, ya que las obras han contado con la subvención del 0’7% del IRPF de la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, por estar enmarcadas dentro de los programas de interés general para atender fines de interés social. Un proyecto más de obras y equipamientos que se suma a otros realizados por la entidad en el centro con el fin de atender con la mejor calidad posible a los usuarios y sus familias.

Entre las novedades destaca el sistema de ventilación, refrigeración e iluminación dentro de una estancia más diáfana con más puertas y ventanas. Una cocina transparente, moderna, a vista de todos, donde todas las manos se mueven para el cuidado básico que es alimentar. Porque también se humaniza desde la cocina, incluso se ha incorporado a la entrada del comedor una fuerte de agua para el lavado de manos de los comensales.

CAFETERÍA ABIERTA A LAS FAMILIAS

Mejoras que ya disfrutan los trabajadores del centro y, desde el 4 de junio, los familiares de los residentes; cuando entrará en vigor el nuevo protocolo para las residencias de personas mayores, que contempla la apertura de la cafetería tras 15 meses cerrada. 

Tiempo en el que el centro ha adaptado su forma de “cuidar y enseñar a cuidar” soñando con volver a la cotidianeidad. Algo posible gracias al proceso de vacunación vivido en la residencia y que ahora se va acelerando en toda la sociedad.

No obstante, en todo el centro continuará en vigor un protocolo de prevención diseñado por el Comité Asistencial en línea con el de la Dirección General del Mayor. Medidas, como el uso de la mascarilla y el lavado frecuente de manos, pues nos sabemos hasta cuando durará la pandemia.