Martes de Carnaval adaptado a la nueva normalidad en San Camilo

Actuaciones en directo por circuito cerrado de televisión para los residentes

 

Fiel a sus tradiciones, el Centro San Camilo ha celebrado el Martes de Carnaval como mandan los cánones: con disfraces, música, baile y mucho sentido del humor. Adaptados a los nueva normalidad, el equipo de terapia ocupacional y psicología unido al de animación, se ha puesto la peluca por montera y se ha reinventado la fiesta para que ningún  mayor de la residencia se quede sin esta popular fiesta.

Con la colaboración de  otros trabajadores, que no han dudado en disfrazarse para la ocasión y encerrar la vergüenza en el armario, han montado un karaoke en el salón de actos  Virgen de la Salud desde primera hora de la mañana para que las 11:00 horas comenzara el show. Un espectáculo con mascarillas, distanciamiento e hidrogel entregado a la diversión compartida, ya que cada canción se retransmitía en directo por el circuito cerrado de televisión de la casa hasta cada una de las cinco plantas del centro.

Allí los mayores se han sumado a la celebración con los auxiliares, médicos y enfermeras, bailando y cantando muchos en sus sillas (porque se puede bailar sentado) y los más animados arrancándose por rancheras, pasodobles, sevillanas, merengues, ballenatos y hasta el “A quién le importa” de Alaska

Esto también es cuidar, evadirse de un tiempo de pandemia que demasiado nos ha quitado, y soñar, entre canciones y risas, con los abrazos que están por llegar. Sentirse vacunados es otro aliciente para la esperanza.