Una analítica para conocer la respuesta inmunitaria al covid-19

Mayores y trabajadores de la residencia San Camilo participan en un estudio regional

 

Las residencias de mayores han sido las más afectadas por la pandemia con cerca de 30.000 fallecidos a día de hoy en nuestro país, casi 20.000 en los tres meses de la primera ola. La vacunación prioritaria desde principios de este año, las convierten en la actualidad en zonas con una alta seguridad, pues desde entonces no se han registrado fallecimientos. 

Es el caso del Centro Asistencial San Camilo, que fue uno de los primeros en vacunarse con la Pfizer en enero y en febrero se administró la segunda dosis. Por ello, esta semana ha participado en el estudio SeroVAC que está realizando la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Se trata de una investigación sobre la respuesta humoral a la vacunación con ARNm de SARS-CoV-2 en población anciana y cuidadores de centros sociosanitarios de la región.

A lo largo de toda una jornada dos equipos han realizado una sencilla extracción de sangre,  tanto a residentes como a personal laboral del centro. Todos agradecidos por participar en este estudio, ya que en una semana recibirán los resultados con la información de si disponen de anticuerpos y, por tanto, conocerán su respuesta inmunitaria. Aunque otro de los objetivos del estudio es conocer mejor los efectos de la vacuna para mejorar los protocolos de actuación

“Para el centro es muy importante participar en este estudio por la relevante información que va a proporcionar no solo a nosotros sino al conjunto de la sociedad” destaca su director José Carlos Bermejo, quien ha atendido a la periodista de TVE Rosa Correa en un reportaje que ha realizado esta mañana entre mayores y familiares. 

“Desde que estamos vacunados nos sentimos más seguros porque no hemos perdido a nadie por la covid-19, aunque no bajamos la guardia” asegura la médico de residencia Lourdes Iglesias. “Aunque no tenemos miedo, tenemos que ser prudentes porque continúan otros virus como la gripe por ahí” añade Ángel, uno de los residentes.

“Lo que tiene que hacer todo el mundo es vacunarse, si es solo un pinchazo” anima Amada mientras se dirige al gimnasio “Yo ahora, desde que me vacuné, me siento muchísimo más tranquila”. Una sensación que tienen también los familiares: “la vacuna nos proporciona seguridad, pero debemos seguir siendo todos responsables” comenta Antonio mientras pasea por el jardín a su madre Enriqueta.