La presencia virtual se impone en las XXV Jornadas de Humanización

Más de 150 personas participan desde el canal Humanizar de YouTube

 

 

El Covid-19 no ha podido con las XXV Jornadas de Humanización de la Salud. La complicada situación de la pandemia no ha impedido que en este 2020 se celebren, más bien ha sido un acicate para su adaptación digital al igual que han hecho tantas actividades organizadas desde el Centro San Camilo. Así, se han convertido en las primeras jornadas virtuales a través del canal Humanizar de YouTube.

La primera sesión (pincha aquí para verla) arrancó el martes 29 de septiembre, alrededor de las 17:00 horas, y desde minutos antes ya se conectaban en cascada los números participantes. Más de 150 personas que saludaban desde Madrid, Toledo, La Rioja o Sevilla, pero también de Portugal, Ecuador, Chile y Colombia, convirtiéndose en un verdadero encuentro global.

     “Ana Gota: Hola, buenas tardes!! Un placer compartir estas jornadas, aunque como dice Cristina echaremos de menos el contacto presencial…”

Otro estreno de la tarde fue el escenario.“Por fin hemos cumplido nuestra ilusión de transmitirlas desde el salón de actos de la Universidad Católica de Valencia” declaró en la inauguración José Carlos Bermejo, director del Centro San Camilo, quien invitó a todos a “aprovechar la interactividad virtual para compartir inquietudes y humanizar los ámbitos de la  salud”. A su lado como anfitriona  Yolanda Ruiz, profesora de la Universidad San Vicente Mártir y, como él, codirectora del Máster en Relación de Ayuda y Counselling on-line que arrancará en octubre, también se refirió a esta edición como una oportunidad de aprendizaje más allá de lo presencial.

Tras las presentaciones Bermejo centró su ponencia  en elcounselling como “un modelo de humanización” donde las palabras curan tanto como los fármacos. Entonces el chat empezó a contener las reflexiones en paralelo e incluso algunas preguntas.

     “Esther Delgado: Cuánto me hace pensar Sr. Bermejo en mi día a día como enfermera, mi trato hacia los pacientes”
     “Mª Amparo Castro: Cuánto he de conocer de mí para ofrecer la palabra que no daña
     “Ángel Arbeteta: Las palabras tiene un poder inmenso, actúan por sí mismas: la Palabra encarna al Verbo”
     “Yohana Rodríguez: Hay contextos o situaciones complicadas en las que la tensión y el estrés juegan malas pasadas y el uso de la palabra no es lo más adecuado. ¿Cómo manejar esa situación?”
     “José Luis Fernández: Estamos en un tiempo de desvirtuación de la palabra frente a la técnica (por ejemplo en la relación médico-paciente)”
     “Ineida Moreno:La palabra bien aplicada tiene poder sanador, acelera a recuperación

 

A continuación tuvo lugar un coloquio en el que participaron la psicopedagoga Consuelo Santamaría, la psicóloga Marisa Magaña, la enfermera Cristina Muñoz y el teólogo Luis Armando Leite. Tiempo en el que se abordó el counselling en el ámbito educativo y en el sanitario, así como en el duelo y en la espiritualidad. Un espacio en el que los profesores del Master de Counselling hablaron de compromiso para alcanzar logros, fe en las personas para que sean realmente libres, el reconocimiento de la vulnerabilidad para dejarse ayudar, las claves para ponerse en la piel del otro y también para el autoconocimiento, o el respeto a la espiritualidad de las personas en su camino para encontrar un equilibrio vital. 

Más de una hora en la que, en paralelo, se sucedían los comentarios de los asistentes desde el lado digital:
     “Esther Delgado: Cuánta necesidad del counselling en mi unidad de cuidados paliativos, trampolín esta jornada para formarme más profundamente en la humanización de mi trato… Gracias”
     “Gina: Para mí es de suma importancia el alimentarse diariamente de una espiritualidad, para lo que salga de nuestra boca no sea una teoría sino que salga del alma”
     “Mariana Guarna: Soy counselor especializada en Educación... hay que poner más counselors en las escuelas e instituciones educativas! Sigamos trabajando para instalar el counseling!”
     “Ángeles Robredo: Que importante es la escucha, cuanta falta hace y que poco se escucha a los menores, jóvenes y adolescentes. Cómo les ayudaría en su conocimiento y crecimiento personal”

 

Uno de los momentos que llamó la atención fue cuando Cristina Muñoz se puso la parte de arriba del uniforme de enfermero como un ejemplo para “realmente empatizar y empezar a sentir la profesión”:
     “Esther Delgado: Muchas gracias por ponerse el pijama, es una muestra de respeto bestial. Gracias compañera.”
     “Sonia Miguélez: Gracias Cristina, soy sanitaria y me he sentido muy identificada con todo lo que has dicho

 

Finalmente llegaron las conclusiones, despedidas y agradecimientos, que fueron muchos y se emplazaron al día siguiente. El desafío de lo virtual fue superado
     “Oscar Barrera: Agradezco cada aporte de los especialistas. Como sacerdote y misionero católico veo que el campo para acompañar integralmente a las personas es amplio y que implica preparación pertinente
     “Teresa Pinho: Muchas gracias por enriquecernos con vuestras exposiciones!
     “Rut González: Muchas gracias. Primera vez que participo en estas charlas. Un placer. Muchas cosas aprendidas. Deseando que llegue mañana. Gracias a todos”

 

Consulta aquí la oferta de cursos y posgrados del Centro San Camilo que comienzan en octubre.

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y política de cookies